jueves, 18 de abril de 2013

EL BICARBONATO DE SODIO







 EL BICARBONATO DE SODIO


El Dr. Tullio Simoncini es un oncólogo, diabetólogo y filosófo italiano visto por otros oncólogos como un colega “rebelde”
¿Por qué? Porque el Dr. Simoncini ha desobedecido seguir las reglas del juego de oncología, que dice:
“el cáncer no tiene cura”.
Por más de veinte años el Dr. Tullio Simoncini ha ignorado ser un oncólogo convencional. En vez de utilizar los super tóxicos medicamentos y tramientos convencionales para “curar” el cáncer, el Dr. Simoncini decidió buscar otros horizontes.
Él decidió utlizar unas de las sustancias MÁS abudantes y económicas que existen para erradicar cualquier tipo de cáncer, me refiero al bicarbonato de soda o sodio. El Dr. Tullio Simoncini, explicando a una audiencia cómo funciona el bicarbonato de soda en un tumor de cáncer.
¿Por qué es tan efectivo el bicarbonato de sodio en contra de los tumores cancerosos?
Aunque nuestro terreno interno es alcalino a diario este balance puede romper por los ácidos que crean nuestros orgános a través de sus funciones.
Las enfermedades se manifiestan cuando comprometemos nuestro diseño alcalino. El cáncer es un buen ejemplo de un cuerpo que ha llegado a un punto de fermentación debido a las grandes cantidades de ácido que ha venido reciviendo a través de lo que el paciente ha comido y bebido toda su vida.
Las células cancerosas no pueden sobrevivir en la presencia de altos niveles de oxígeno. Bicarbonato de soda, es un elemento altamente alcalino y por tanto, cuando es utilizado directamente como lo hace el Dr. Simoncini, es como un shock alcalino al cuerpo. Tal es la oxigenación que provee el bicarbonato de soda que puede eliminar casi instantáneo tumores
BICARBONATO
Cada vez más gente usa el Bicarbonato de Sodio para prevenir enfermedades y en algunos para curarlos, entre estas enfermedades, el cáncer, que según el Dr. Simoncini, es producido por hongos. El siguiente artículo trata sobre el Bicarbonato y el tratamiento de enfermedades.

(Recomiendo ver el video del Dr. Simoncini, buscar en la web ) 
Bicarbonato de Sodio (Polvo de Hornear)
Podemos agradecer al Dr. Ralph Moss por llamar nuestra atención que durante más de una década aquí ha trabajado en la Universidad de Arizona, usando bicarbonato (polvo de hornear) como tratamiento potencial contra el cáncer. Robert. J. Billes y sus colegas han demostrado que un pre-tratamiento de ratones con bicarbonato de sodio resulta en la alcalinización del área alrededor de los tumores.
(Raghunand 2003) Este tipo de tratamiento ha sido encontrado que “realza la actividad anti-tumoral” de otras drogas anti-cáncer. Esto es muy similar a la investigación recientemente publicada, de inyectar O2 directamente en los tumores, en donde tal administración directa de Oxígeno también facilitó la acción de la quimioterapia.
Este año, esos mismos investigadores reportaron que el bicarbonato incrementa el pH del tumor (es decir, lo hace más alcalino), y también redujo la formación de metástasis en ratones con cáncer de mama. También redujo la implicación de la tasa de nódulos linfáticos. Aunque el Dr. Moss no es admirador del Dr. Tullio Simoncini, él encontró sorprendente que la administración oral del bicarbonato, fue capaz de reducir la formación espontánea de metástasis en ratones con cáncer de seno, diciendo, “Ese es un trabajo tan impresionante que necesita seguir adelante”. Esto está en contraste con lo que usted encontrará abajo, a lo cual se hace referencia 1 así como a su sentir y el de su equipo, sobre el buen doctor de Roma.
El bicarbonato de sodio ha sido utilizado por décadas en la quimioterapia, pero hasta los últimos pocos años, el polvo de hornear ha recibido poca atención. Ahora, como Martin mantiene allí, hay cincuenta mil sitios Web con información en el tema. Es desalentador cuan ostensiblemente el Dr. Moss y otros tratan al Dr. Simoncini y sus teorías. Uno de los obstáculos para mucha gente es la declaración del Dr. Simoncini que el cáncer es un hongo. Hay poca disputa de que el cáncer es una condición ÁCIDA o que puede ser medida en términos de tumor pH.

Investigaciones anteriores han encontrado que los cánceres son significativamente más ácidos que los tejidos normales y que la manipulación del pH con bicarbonato vía intravenosa realza algunos tejidos acidizados por la quimioterapia, bajos en oxígeno. Cuando la alcalinidad incrementa el suministro de oxígeno al tejido canceroso, el oxígeno combinado con excesivos iones de hidrógeno, creando agua y neutralizando el ácido.

El bicarbonato es el tratamiento universal de corriente principal de la acidosis, y es utilizado por los oncólogos para neutralizar la naturaleza ácida de sus agentes de quimio, los cuales son muy peligrosos para el paciente. 

También es utilizado rutinariamente en muchas situaciones clínicas:
Cetoacidosis diabética severa
Reanimación Cardiopulmonar
Embarazo
Hemodiálisis
Diálisis peritoneal
Toxicosis farmacológica
Hepatopatía
Operaciones quirúrgicas vasculares
Los médicos y doctores están acostumbrados a participar en un frenesí de actividad al tratar de salvar a una persona que haya tenido un paro cardíaco – insertando agujas intravenosas, colocando un tubo de respiración, realizando desfibrilación para hacer que el corazón reinicie. El bicarbonato es un constante ejecutante bajo tales condiciones y es más comúnmente utilizado en las inyecciones de magnesio, lo cual deberá estar encabezando cada protocolo médico para un paro cardíaco.

Podemos certificar la utilidad del bicarbonato para pacientes de cáncer, a partir de un número de diversos ángulos sin depositar todas nuestras esperanzas en la tesis de los hongos.

Cuando los doctores como Moss rompen con la teoría de que el “cáncer es un hongo”, para luego, muy convenientemente olvidarse de informar a sus lectores que incluso los oncólogos de la corriente principal reconocen la implicación rutinaria de la etapas finales de infecciones en cáncer, y que los expertos conceden que un alto porcentaje del cuarenta por ciento de los cánceres son causados por patógenos.

La más reciente investigación en esta área demuestra cómo, incluso, los virus pueden ser responsable hasta de un cincuenta por ciento de ciertos tipos de cánceres.

Uno tiene que admitir que el cáncer es una putrefacción que está destruyendo el cuerpo y provoca la muerte si no es controlado. Cuando el cuerpo se está pudriendo, cuando sus células están demostrando una desesperada angustia, cuando ciertas colonias de células se reproducen sin parar y cambian su tipo de metabolismo, tenemos una cierta condición que toma forma, dependiendo de donde está localizado el cáncer y que es lo que lo está causando. Sin importar donde quisiéramos dejar caer nuestros conceptos, y numerosos nombres para diversas clases de cáncer, debería ser obvio que – como cualquier otra clase de podredumbre – los patógenos serán atraídos, y en las últimas etapas, las colonias de hongos llevarán la batuta. Ya fuese la causa, el efecto o el subproducto del hongo, moho y levaduras como la Cándida serán encontrados en evidencias.

El Dr. Simoncini inteligentemente observó que, “La sobre acidificación del cuerpo conduce al desarrollo de infecciones crónicas de levaduras y hongos, y finalmente el cáncer.” El cáncer es, fundamentalmente, una enfermedad de deficiencia, relativamente simple, de oxígeno, y el uso del bicarbonato incrementa la capacidad de transporte y alcance del oxígeno. Es aburrido no incluir incluso las definiciones aún más profundas del cáncer. Si alguien quiere decir que el cáncer es un hongo, puede ser que también diga que el cáncer es una deficiencia nutricional y un estado relativo de envenenamiento. No es probable caer en el cáncer si el cuerpo de uno está tarareando en un estado de suficiencia nutricional y que incluya una plena hidratación y una abundante exposición al sol. Agregue mucho sueño tranquilo, una existencia relajada, libre de conflictos y un ambiente prístino (algo que ya no existe en nuestro planeta, lamentablemente), luego podemos comenzar a hablar acerca de la salud. Uno deberá incluir la libertad de amalgama dental, el flúor, el cloro y las vacunas, para hablar sobre salud y una existencia libre de cáncer.

El cáncer no es tan fácil de definir, porque define al hombre moderno. La humanidad está en serios problemas con el cáncer, ya que estamos en serios problemas con nosotros mismos y nuestra civilización. No hay verdaderos precedentes médicos a los cuales recurrir en cuanto al uso de bicarbonato de sodio; es tan útil, seguro y efectivo para una amplia gama de enfermedades. Pero pareciera que mucho del debate medico sobre su uso tiene más que ver con procesos ilógicos de pensamiento que con la realidad, eso es por lo menos lo que los sociólogos están encontrando o diciendo en el debate público acerca del cuidado universal de la salud. La gente a menudo trabaja hacia atrás, a partir de una firme conclusión para encontrar hechos de apoyo en lugar de permitir que la evidencia informe sus puntos de vista. Una persona totalmente racional expondría – y evaluara objetivamente – los pros y contras del bicarbonato de sodio y su uso en el tratamiento de cáncer, pero incluso los mejores profesionales se apegan a sus creencias.

Nosotros formamos lazos emocionales que envuelven nuestra identidad personal y sentido de medicina y salud, independientemente de los hechos de la materia, haciendo nuestras teorías más potentes que las respuestas pragmáticas. Casi todo el mundo es vulnerable al fenómeno de sostenernos a nuestras creencias incluso si enfrentamos la evidencia de lo contrario.

Es un reto para reevaluar los puntos de vista del mundo y de los sistemas médicos de creencia, pero debemos hacerlo para continuar estando al servicio de nuestros pacientes. Los pacientes dependen de nosotros para ofrecer la última y mejor información. Sin importar lo que diga su ego, el mundo de los hongos y todos los problemas que éstos traen son importantes en la medicina y solo los médicos irresponsables los ignorarían.
La acción del bicarbonato de sodio cambia dramáticamente el ambiente intracelular y esto es maravilloso cuando las condiciones son ácidas. Su acción es, para todas las intenciones y propósitos, instantánea, y como tratamiento de cáncer, un curso dura aproximadamente dos semanas.
 Algunas personas son capaces de patearle el trasero al cáncer en una sola ronda, aunque podemos bien ver que para muchos, serán varias rondas o rondas constantes, y, por supuesto, rondas de mantenimiento. Al final, el bicarbonato no es una alternativa saludable o sustituto para una dieta alcalina y buena agua alcalina.

El bicarbonato de sodio – esa simple material blanca llamada polvo de hornear que podemos comprar en cualquier supermercado en el mundo, es un anti-hongos de clase mundial. Usted querrá vencer una infección de última etapa de cualquier tipo usando el bicarbonato. Si usted quiere acabar con colonias de hongos, levaduras o moho, el bicarbonato de sodio o polvo de hornear es su apuesta número uno y cada buen médico sabe esto.
Si no estamos bien, podemos hacernos Buenos combatientes de los hongos con bicarbonato en nuestras manos, y esto es exactamente lo que hace el Dr. Simoncini con este material. Él lo utiliza como un extinguidor de fuego, rociando los tumores tan bien y tan directamente como pueda, aunque cuando es utilizado oral y trans-dermal alcanza los cánceres en todas partes del cuerpo a través de un efecto sistémico.

Los fármacos anti-hongos tradicionales son inefectivos tratando tumores, porque las sólidas colonias pueden solamente ser atacadas en la superficie de su volumen, y después de las primeras administraciones se vuelven resistentes
Un tumor sólido con infección fúngica es poderoso y resiste al ataque y se adapta muy fácilmente a las drogas farmacéuticas. Después de todo a los hongos les gusta masticar en rocas y comen mercurio de desayuno por lo que usted deberá golpearlos correctamente con un ataque frontal con bicarbonato de sodio. 

El Dr. Simoncini es el genio médico quien ha identificado las substancias únicas capaces de penetrar éstos tumores volumétricos. para el cáncer de los órganos internos es el bicarbonato de sodio la mejor sustancia para eliminar el cáncer de piel es el yodo cuando se extiende hacia el crecimiento
Otros doctores usan el yodo internamente en altas dosis y esto tiene el mismo efecto en cánceres internos. Combinado con el bicarbonato y estamos soltando dos divisiones de tanques de guerra para limpiar el cáncer, no importa dónde lo encontremos en el cuerpo.
El bicarbonato, cuando es usado en conjunción con otras sustancias igualmente seguras, puede formar la base para una quimioterapia natural, la cual se probará a sí misma al final, comparada con otras intervenciones inmensamente más tóxicas. Todos saben en sus entrañas los horrores que le esperan a aquellos que viajan a través del camino de la quimioterapia, la cirugía y la radiación. ¿Porqué viajar y bajar hasta estos infiernos cuando hay respuestas más seguras, inmensamente menos costosas, naturales y potencialmente muy efectivas, como el bicarbonato de sodio que encuentra en los estantes del supermercado para su ingestión?

 fuente:bibliotecapleyades.net